Comunicado de prensa – Bankrun 7 de diciembre 2010

Posted on 10, noviembre, 2010

10


Fuente: http://www.bankrun2010.com/
Traducción: El Tendedero

 

Estimados medios de comunicación,

Desde hace una semana, los medios de comunicación internacionales retransmiten la llamada al bankrun que lanzamos a través de Facebook para invitar a todos aquellos que desean seguirnos al retirar el dinero de sus cuentas el 7 de diciembre.

Desde la publicación de nuestro llamado, los ciudadanos se han movilizado para traducir el texto en su idioma, recrear el acontecimiento en su país, promover nuestra iniciativa por todos los medios e invitar a sus contactos a hacer lo mismo. Nuestro llamado está teniendo un éxito que no esperábamos. Nos da gusto, y gracias a la entrega personal de todos aquellos que, como nosotros, quieren disfrutar de un sistema bancario sano, equitativo, accesible y responsable, esperamos que al paso de las semanas podamos convencer a suficientes personas al rededor del mundo para que finalmente seamos escuchados por nuestros respectivos gobiernos.

Aclaramos que no hablamos en nombre de algún partido político ni de alguna organización sindical o religiosa. Nuestra acción es una acción ciudadana que se desolidariza con todo porposito de odio o de complot que podría hacerse en nuestro nombre por terceras personas, en los espacios de discusión fuera de nuestro control. Nuestros nombres son sólo los de nuestras palabras. No estamos tratando de hacer daño a nadie en particular. Es un sistema corrupto, criminal y mortal frente al que hemos decidido oponernos en la medida de nuestras capacidades, de nuestas determinaciones y en el marco de la ley.

¿Por qué hemos puesto en marcha esta acción?

En primer lugar, hemos querido aumentar la conciencia pública sobre el funcionamiento del sistema monetario.

La gran mayoría de los titulares de una cuenta bancaria, una cuenta de ahorros o incluso un plan de pensiones, ignora la manera en que los el dinero es creado o lo que los bancos hacen con el dinero que les confiamos. No saben nada del principio del dinero deuda y no conocen la realidad detrás de palabras como “burbujas de activos”, “bonos del tesoro”, “Hedge Funds” o “titulización”. Ellos lo ignoran y los medios de comunicación en general hacen poco para informar de manera objetiva, transparente y accesible a todos. Todo lo que el público sabe realmente es que los delitos financieros más importantes y uso de información privilegiada permanecenen su mayoría impunes y que ellos son los primeros en pagar las consecuencias.

No sólo lamentamos que muchas cuestiones planteadas por los ciudadanos sobre la situación económica siguen sin respuestas claras en sus columnas, pero también lamentamos, de igual manera, su falta de celo en la denuncia de las medidas que han permitido que la situación económica mundial llega al punto en la que ha llegado: una situación que ha puesto a nuestros jefes de estado y de gobierno de rodillas ante las agencias de calificación, temblando de miedo ante la idea de que nuestras notas se están deteriorando.

Nuestros políticos no pueden satisfacer los intereses tanto de los mercados financieros como los de los ciudadanos. Además, es el momento para recordarles al servicio de quien han sido elegidos.

Puesto que las huelgas y las manifestaciones ya no se sirven para nada, porque cualquier cosa que hagamos, no somo escuchados, y como cualquier cosa que hagan, no somos consultados, hemos decidido golpear al sistema en su órgano vital – EL SISTEMA BANCARIO.


¿Somos conscientes de las consecuencias económicas que se derivarían del éxito de nuestra acción?

Somos particularmente conscientes de las consecuencias que el sistema financiero mundializado desregulado e incontrolable tienen sobre nuestros trabajos, nuestra salud, nuestra educación, nuestras pensiones, nuestras industrias, nuestro ambiente, nuestro futuro, nuestra dignidad, la dignidad de los ciudadanos de los países que este sistema ha esclavizado por deudas que nunca podran pagar para apropiarse de sus mejores recursos. Es el destino que le espera a los ciudadanos occidentales si no nos hacemos cargo de nosotros mismos.

Somos conscientes del papel que desempeña este sistema en la prosperidad de los imperios industriales cuyos intereses dependen de los conflictos armados, de las enfermedades, de la escasez de alimentos y de la miseria que prevalece en los paises que les proporcionan mano de obra y recursos naturales a precios insignificantes. Somos conscientes de que dicho sistema no tendrá nada que ganar en un mundo de paz y prosperidad y que al continuar confiando nuestro nuestro dinero honesta y duramente ganado a este sistema enfermo, nos volvemos cómplices de sus robos, de sus crímenes, de sus guerras, y de la miseria que genera.

¿Qué queremos?

Nosotros, los ciudadanos del sigo 21, herederos de las generaciones que se han sacrificado para que seamos y persistamos ciudadanos libres y dignos, exigimos la creación de un BANCO CIUDADANO, al servicio de los CIUDADANOS, un banco que pondría nuestro dinero lejos de la fiebre especulativa, libre de todas las burbujas financieras condenadas a estallar un día, libre de las operaciones que transforman nuestros préstamos en activos y se sieven de nuestras deudas para comprar otras riquezas.

Queremos que los bancos que presten únicamente las riquezas que tienen. (1) Bancos que ayuden a las pequeñas y medianas empresas a reolocalizar las fuentes de empleo, bancos que presten a tasa cero. (2) Bancos que apoyen proyectos que beneficien a los ciudadanos en lugar de los “mercados”. Bancos donde depositar nuestro dinero sin tener cargos de conciencia. Bancos de los que no nos tendremos que estar cuidando. Bancos cuyo éxito pone fin a los mercaderes de la muerte, a las enfermedades y a la esclavitud. Sobre las ruinas del viejo sistema, queremos construir un sistema bancario que no sacrificará la dignidad humana en el altar de la ganancia.

Nosotros, los ciudadanos finalmente despertados por la pobreza y la desesperanza que afecta a los más vulnerables de nosotros – los pensionistas, beneficiarios de ayudas sociales o de trabajadores pobres -y que amenazan lo que nos queda todavia de las clases medias, de emprendedores y de independientes que ordeñamos como vacas lecheras, queremos simplemente que sean canceladas las deudas públicas generadas por este sistema que ya no queremos. No queremos que nuestros impuestos, nuestros esfuerzos, nuestros recursos sigan alimentando ese pozo sin fondo. Queremos recuperar el poder de acuñar moneda y liberarnos de las directrices que nos impone la Unión Europea, que se construyó contra el consentimiento de la mayoría de los consultados en referéndum, sin hablar de aquellos en cuyo país de origen no se organizó una consulta popular.

1) Esta iniciativa ha sido el éxito del banco TRIODOS que ofrece una alternativa interesante inicial, pero cuya envergadura, a la fecha, no ha permitido acceder a todos los beneficios de una cuenta corriente y tiene un número suficiente de agencias para dar cabida a todos los decepcionados en el sistema. http://www.triodos.be/fr/particuliers/

2) Lo que los bancos islámicos realizan con éxito al negar la práctica de la usura por razones religiosas, que podemos hacer por razones cívicas.

Para concluir

Queremos llamar su atención sobre el hecho de que incluso si logramos relocalizar nuestros empleos, las tecnologías avanzadas y las máquinas han sustituido el trabajo humano en un número creciente de ámbitos. Pueden producir más, más rápido, más barato, y por estas razones, asustan a los que se preguntan cómo se ganan la vida mañana. Esto es lamentable porque la tecnología desde la invención de la rueda, tiene por objeto mejorar las condiciones de vida del hombre. Si el progreso esta esta al servicio de los ciudadanos en lugar de servir el mercado, podríamos dar un salto cuántico en el desarrollo de la tecnología de hoy paralizada por grupos de intereses especiales que son los principales beneficiarios de este sistema.

Ya tenemos el conocimiento para liberar a la humanidad de sus necesidades de energía fósil y nuclear y para producir y distribuir agua potable en todo el planeta a un menor costo, para producir frutas y verduras, desde témpanos hasta desiertos. La pobreza existe en nuestro planeta sólo por la falta de voluntad política de los países industrializados, sometidos a las leyes del mercado. La contaminación y el desperdicio de recursos no son más que tristes consecuencias de este sistema obsoleto al que tenemos que poner fin urgentemente.

Nosotros, los herederos del caos, tenemos un mundo que reconstruir. Un mundo donde el trabajo ya no será visto como un control, y la falta de trabajo como un drama, porque seremos capaces de inventar la manera en que el hombre del mañana asegurará su supervivencia, su educación, su bienestar y su edad avanzada.

Invitamos a todos aquellos que nos quieran seguir en este camino – incluidos ustedes, queridos periodistas – y superar sus miedos a lo desconocido y poner las primeras piedras para la construcción del sistema que sustituya el actual que, con o sin nosotros, terminará por derrumbarse, cuando nos habrá quitado todo. Preferimos no esperar a que lleguemos a ese punto o a uno peor, en el que para salvar la economía, se declare una guerra de más.

Agradecemos al futbolista Eric Cantona por habernos soplado esta idea. Le tomamos la palabra. Ya tiramos los dados. El futuro nos dirá si tuvimos razón.

Géraldine Feuillien
41 años, escenarista
Belgica

Yann Sarfati
24 años, comediante, realizador
Francia

Fuente: http://www.bankrun2010.com/
Traducción: El Tendedero

 

Cualquier corrección necesaria, por favor, haganla saber.
Gracias