Miles piden renuncia de premier húngaro

Posted on 20, septiembre, 2006

0


Policía montada lanza gases lacrimógenos contra manifestantes; los manifestantes arrojaron piedras y prendieron fuego a recipientes a la vera del camino.

El Universal
Miércoles 20 de septiembre de 2006

 

BUDAPEST (EFE/Reuters).- Unos 10 mil manifestantes húngaros volvieron a reunirse ayer, por tercera noche consecutiva, ante el Parlamento magiar para pedir la dimisión del primer ministro socialdemócrata, Ferenc Gyurcsany, en un ambiente festivo y alzando decenas de banderas húngaras en la plaza Kossuth, frente al Parlamento, blindado por centenares de policías.

Aunque durante el día de ayer no se registraron incidentes violentos, en la madrugada de hoy miércoles, la policía montada avanzó contra unas 500 personas que se habían congregado en una autopista principal cerca de la sede del gobernante Partido Socialista húngaro y les arrojó gas lacrimógeno.

Los manifestantes arrojaron piedras y prendieron fuego a recipientes a la vera del camino.

Sin embargo, el primer ministro, cuyo Partido Socialista le expresó su respaldo, desafió las presionas para dimitir y aseguró: “Pasé tres minutos el domingo por la noche pensando en si debería o no dimitir o si tenía o no razones para dimitir, y a la conclusión a la que llegué es absolutamente no”. Luego añadió que la del lunes ha sido “la noche más larga y más negra de la República”.

Los peores incidentes de violencia en Hungría desde el fin del comunismo se produjeron tras la filtración, el domingo, de una cinta en la que Gyurcsany decía que él y su Partido Socialista mintieron sobre el presupuesto para ganar las elecciones generales de abril.

Miles de personas salieron a las calles de la capital Budapest el lunes por la noche, atacando el edificio de la televisión estatal en enfrentamientos que dejaron 150 policías y manifestantes heridos.

Impuestos más altos e incrementos en las tarifas para atención sanitaria y matrículas universitarias habían desencadenado ya protestas antes de que la divulgación de la cinta provocara los violentos disturbios.

“Queremos un cambio de gobierno. Estamos preocupados por la subida de las matrículas porque hasta ahora eran gratuitas y no queremos que eso cambie”, clamaba el estudiante universitario Janos Toth.

Destacados escritores, periodistas e intelectuales de la derecha húngara también estuvieron presentes en las manifestaciones de ayer, exigiendo la dimisión del gobierno y la convocatoria de elecciones anticipadas, en medio de un aumento en las medidas de seguridad.

Posted in: Mundo